La secretaria rubia está loca por follarse su imponente y fornido jefe

100.00%
0%

El nuevo jefe de departamento vuelve locas a todas las empleadas, un tío maduro pero tipo Richar Gere, con esa aureóla de macho y seductor a la vez. La secretaria está muerta de ganas de lanzarse a sus brazos pero él es un hombre casado y no sabe cuál podría ser su reacción. Pero poco a poco con sus sexyx vestidos y sus acercamientos en el trabajo consigue llamar la atención del veterano seductor. Finalmente en el despacho rompen a follar como conejos, él calvo le rompe las bragas sobre su escritorio y le da unos azotes que hacen estremecer de placer a la rubia de gafas. Después ella puede hacer lo que más ganas tení, mamar su enorme pene y tratar de tragárselo entero antes de que el tío se la meta entre sus hermosas nalgas.