Madura se da un festín con el hijo de su vecina

100.00%
0%

Todo el día esperando en casa a que el chico haga campana y la vaya a ver a su casa. Esa hora que se salta de clase la disfruta y aprende un montón sobre sexo con la experimentada madura. Recién divorciada ahora quiere recuperar el tiempo perdido en el matrimonio para follar todo lo que no pudo. Pero tiene la suerte de tener al joven y apuesto hijo de su vecina, un chaval muy salido con un buen pene que solo necesita aprender un poco para ser una máquina de satisfacer sexualmente a una mujer. Con ella aprende todo lo que necesita sobre sexo oral y como con solo la lengua conseguir que cualquier mujer llegue al orgasmo.